Tarot Angelical

angeles

Los Ángeles son ante todo energía,  no podemos ni imaginar todo el valor que tiene la energía en el universo, la energía que da la tierra, la que desprendemos nosotros y de la que solo utilizamos un mínimo tanto por ciento, con esa base quizá podamos entender mejor el significado de los Ángeles. El universo es un todo de energía indivisible, nosotros en una habitación, el perro al que acariciamos, la planta que miramos, todo pertenece a la misma unidad, los Ángeles transcienden la concepción infantil del ego y viven esa universalidad, cuando les pedimos ayuda, cuando conectamos con ellos, lo que hacemos es unir nuestra energía a esa corriente cósmica, nos hacemos mejores, y hacemos mejores a los que nos rodean, cogemos esa energía que nos fue prestada y la devolvemos a su caudal enriqueciendo así el universo.

Lo importante  es aprender a conocerlos, familiarizarnos con ellos y sobre todo, aprender a ponernos en contacto y saber a qué tipo de Ángel hay que acudir, dependiendo de nuestras necesidades, aunque a cada uno de nosotros nos corresponde uno asignado por nuestra fecha de nacimiento, no lo poseemos en exclusividad,  por este motivo podemos  recurrir a otros en busca de ayuda, energía o como queramos llamarlo.

Según la antigua sabiduría popular  un Ángel es un ser con una energía superior a la nuestra que está en otra dimensión, pero esa dimensión a su vez es paralela a la nuestra y están con nosotros, están en todos los planos de la naturaleza y del universo.
Los Ángeles por líneas generales no toman cuerpo físico, son invisibles a nosotros, no tienen los sentimientos negativos que tenemos los hombres como por ejemplo, tristeza, ira, desencanto, celos, odio, remordimiento, sin embrago ellos llevan una evolución paralela a la nuestra quizá no tan rápida pero al fin de cuentas a nuestro lado y llevan la misma meta que nosotros, conseguir que seamos felices y estemos en paz con nosotros y con el universo.

Ellos son siempre felices por mucho trabajo que tengan, nunca se desalientan cooperan en equipo, su única misión es ayudar a otras personas, no piensan es si mismos, el egoísmo no lo conocen, al contrario que nosotros que en muchos casos somos individualistas y el yo es lo primero, por eso están ahí con nosotros cooperando, debemos de saber que son seres vivientes, que nos ayudan y que tienen nuestras mismas metas, el desarrollarnos en este plano de la vida y en otros superiores. Ellos nos necesitan a nosotros casi en la misma medida que los necesitamos nosotros a ellos, tenemos el cuerpo que ellos no tienen, por ese motivo nos cuidan y protegen ya que en muchas ocasiones somos sus interlocutores en la tierra sin que lo sepamos, al mismo tiempo trabajan sin descanso, pueden estar un tiempo ilimitado en un proyecto, todo lo que consideren necesario, ellos no conocen el cansancio ni la fatiga.

En la mayoría de las creencias, los seres humanos, al morir entramos en otro plano. Podemos decir entonces que lo que vivimos y como actuamos aquí en la Tierra es para un único fin; limpiar nuestra energía para cuando estemos en ese plano. Para los totalmente ateos;  diremos que aquí no hablamos de Fe, pues ignorar que nuestro cuerpo posee energía y que el universo se rige por ella, está más que demostrado, la tierra, animales, plantas, el agua, las piedras, el cielo, los planetas, el universo, todo a nuestro alrededor es energía, y lo que es mejor aun, nuestro cerebro  procesa la información por medio de energía, como hemos comentado antes usamos un tanto por ciento muy pequeño de la energía que poseemos y tenemos que empezar a aprender a usar todo ese potencial que llevamos dentro.

Los Ángeles funcionan como energías que cumplen distintas funciones dentro de un todo. Esas fuerzas arquetípicas son los aspectos más profundos y más puros de la naturaleza y la creación, son manifestaciones de amor, sabiduría, poder absoluto, no conocen energías negativas, toda su energía esta para ayudar a los seres humanos, protegerlos y velar por ellos, incluso cuando no se les ha llamado, incluso en ese momento, nos cuidan y protegen. Los Ángeles son formas puras, más allá de nuestra personalidad más allá de nosotros mismos, porque están conectados con la esencia del espíritu.
También veremos que a cada signo zodiacal posee cualidades y potencialidades, y cada uno cumple ciertas funciones dentro del contexto global del sistema solar. En cada Ángel esos dones se destacan como energías con poderes superiores. En algunos casos las características del Ángel ayudan a equilibrar la polaridad negativa del signo que le pertenece, en otros casos refuerzan la positiva. Lo más importante es poder canalizar la energía de luz de los Ángeles y comprender que cuando los invocamos, la magia, la armonía y el poder que vive en ellos, pasa a nosotros para ayudarnos a cambiar nuestro destino, transformando e intentando crear entre ellos y nosotros un mundo mejor.

Publicidad

Web Design Bournemouth Created by High Impact.
Copyright © . All rights reserved.